Comienza año jubilar de José Gregorio Hernández. (SESQUICENTENARIO DE NATALICIO DEL VENERABLE)

Yoerli Viloria/ECS

Al cumplirse otro año de la trágica muerte del Dr. José Gregorio Hernández, y enmarcado en la celebración de la misa solemne en honor a San Pablo Apóstol, el pasado 29 de junio, el Obispo de la Diócesis de Trujillo, Mons. Oswaldo Azuaje, dio  la apertura del año jubilar del Venerable.

En medio de una ceremonia especial en la iglesia de San Pedro, con representación de casi muchas parroquias de la Diócesis, el Obispo aportó que José Gregorio Hernández “fue un hombre de Iglesia, un laico comprometido con su fe y servicio al prójimo, hombre de Dios, cristiano a cabalidad”.

150 años del natalicio del “médico de los pobres” se cumplirán el próximo 26 de octubre, en medio de una jordana nacional de oración y clamor por la beatificación de “una de las personas más conocidas y amadas de Venezuela”, aunque todo depende de la confirmación de uno los milagros que se le atribuyen.

Mons. Azuaje recordó que, el 16 de enero de 1986 fue nombrado Venerable por el Papa Juan Pablo II. El Obispo indicó que la Iglesia coloca a José Gregorio Hernández como un ejemplo de “héroe laico cristiano”, en tiempos en los que el magisterio y la comunidad católica están llamados a renovarse.

“Venezuela se ve sometida a una crisis en lo político, económico y social, José Gregorio Hernández es una opción de reconciliación. Que este sesquicentenario signifique un proceso de conversión”, puntualizó  Mons. Azuaje para fijar la necesidad de conseguir los caminos de encuentro hacia la reconciliación de los venezolanos.

Llamado a la santidad

La comisión especial encargada de preparar la celebración del sesquicentenario y estudio para la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, está encabezada por el cardenal Jorge Urosa Sabino, e integrada, entre otros, por Mons. Fernando Castro, postulador de la causa, y en Trujillo el Obispo Oswaldo Azuaje en conjunta labor con el padre Reinaldo Pacheco, párroco de San Rafael de Carvajal.

En Trujillo desde hace varios meses se ha constituido al comisión diocesana presidida por neutro Obispo cuyas actividades centrales se darán a conocer por los diversos medios de comunicación social del estado.

El alcalde de la ciudad de Valera, José Karkom, quien estuvo presente en la ceremonia de lanzamiento del año jubilar, manifestó su interés por sumarse al esfuerzo de lograr la beatificación del buen doctor, “para nadie es un secreto que desde el inicio nos declaramos gobierno cristiano, vamos a impulsar también nuestro apoyo a la beatificación”