San Pedro Apóstol despertó el júbilo de los fieles en su día. (VALERA DE FIESTAS PATRONALES)

101_1613

Yoerli Viloria/ECS

101_1607El corazón de Valera vibró de júbilo al conmemorar, en fechas tan cercanas, las fiestas patronales de San Juan Bautista y San Pedro Apóstol, el pasado 24 y 29 de junio, lo que motivó que ambas parroquias coordinaran esfuerzos en una misma agenda en coordinación con la Alcaldía de Valera.

Festival de curruchete, conciertos y serenatas, actos culturales, desfiles de personas con discapacidad, primera comunión y bautizos numeroso formaron parte del cronograma de actividades que buscaba honrar a los santos y despertar el fervor de los fieles.

obispoLa celebración solemne en honor a San Pedro y San Pablo, el pasado domingo 29 de junio al mediodía,  contó con la presencia del Obispo de la Diócesis de Trujillo, Mons. Oswaldo Azuaje, quien destacó la amistad cercana del Santo patrono con Jesús, por lo que fue uno de los discípulos más destacados de Jesús de Nazaret.

“Pedro al ver a Jesús le dijo: tú eres el mesías”, compartió el Obispo, y agregó que, Jesús al escucharlo le respondió: “dichoso tú porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi padre”.

Durante la solemne y concurrida Misa que también fue de apertura al año jubilar por los 150 años del natalicio del Dr. Hernández, acompañaron al obispo y al párroco, un nutrido grupo de sacerdotes provenientes de varias parroquias de la zona pastoral.

asamblea

El padre Walkelys Araujo, párroco de San Pedro desde hace varios años, junto a la comunidad de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y los grupos apostólicos del aparroquia organizaron una amplia programación religiosa que culminó el día central. En continuidad con las festividades, se realizó una segunda Misa solemne en horas de la tarde que culminó en una procesión y una serenata dedicada a San Pedro Apóstol.

Guía parroquial

“San Pedro para la Iglesia Católica es la cabeza visible en la tierra, después de Jesucristo”, manifestó Juan Carlos Araujo, coordinador de los ministros extraordinarios en la parroquia, para dar a entender que fue el delegado del hijo de Dios para fundar la Iglesia y llevar el evangelio a todos los pueblos. Araujo expresó el gozo que siente al considerar el honor de tener como guía de la parroquia a tan importancia figura apostólica, “para nosotros es realmente hermoso que sea precisamente San Pedro nuestro patrono”.