TU SITUACIÓN ACTUAL NO ES TU DESTINO FINAL

Pbro. Argenis Avendaño.- Vale la pena luchar, por lo que vale la pena tener. Esta frase te puede parecer trillada y hasta trivial, pero hoy te invito a que la tomes como frase para tu día. Lo mejor está por venir y es cierto, pues sólo cuando se apaga el cerebro y el espíritu, es cuando caduca la lucha. En la lucha, debes saber combinar imaginación y conocimiento. La 1ra. es calificada de forma peyorativa, hasta se le dice “la loca de la casa”

Albert Einstein, además de excelentes teorías, como la de la relatividad –que en octubre de 2015 cumplió un siglo-, nos regaló excelentes frases, como: EL CONOCIMIENTO ES LIMITADO, LA IMAGINACIÓN RODEA AL MUNDO. ¿Cómo aplicar intuición e inspiración en tus quehaceres? Puede que tengas razón y no sepas explicar por qué, pero, mantente convencido en esta afirmación. Sé tan artista como para trazar de forma espontánea en “la loca de la casa”, remedios nuevos a cada crisis.

Imaginación y conocimiento no son antagónicos, se complementan para el mejor desenlace de la vida. Por ende, el apotegma/aforismo/adagio de Einstein, refleja un tema de discusión un tanto controversial. La dicotomía/dualidad “saber y soñar”, está presente en todas las ciencias humanas. El necesitar precede al imaginar, por ende, esto último no un mero arte de evasión, es una herramienta esencial para crecer. Nada se hace si antes no se ha imaginado, de esa manera, das un paso más allá de lo conocido y sopesas nuevas formas para alcanzar inéditos horizontes, con un camino más “plano”.

Científicos del Darmouth College de Hanover, hicieron estudios para encontrar la ubicación de imaginación en la mente, por medio de la cuestión ¿es fruto de una compleja red neuronal o por el contrario, reside en una localización especifica del cerebro? Y concluyeron diciendo que la imaginación es consecuencia de una compleja actividad de nuestras redes neuronales, distribuidas en zonas como el córtex frontal, parietal y occipital, por ello, existen diferentes espacios mentales donde se crea y se trabaja la imaginación.

Lo seguro en esta vida terrenal con los cambios, adáptate a ellos, las quejas para otra ocasión. Analiza la situación actual, enlista oportunidades y limitaciones, traza objetivos reales y cumplibles, ajusta tus recursos a esos objetivos; los caprichos para más tarde. En este instante eres como el oro en bruto: enfrentarás altas temperaturas, te golpearán, pero no te doblegarán. Si lloras y sientes miedo, es porque estás vivo.

Desde lo Personal a lo Colosal.

¡Salir de un problema requiere, en muchas ocasiones, contemplar una solución jamás imaginada, por ende, el conocimiento de salidas anteriores es inservible. Da lugar a tratamientos novedosos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *