Trujillo convertido en el Estado de la Paz

Pueblo unido en devoción y amor a su Excelsa  Patrona

Sheyla Rosario.- El Estado Trujillo, se encuentra de júbilo por la celebración de sus fiestas patronales, en honor a Nuestra Señora de La Paz, para lo cual en el marco del Año Jubilar de la Misericordia, establecido por el Papa Francisco, se han se diseñado y desarrollado un conjunto de actividades religiosas, como una manera de venerar a la Madre de Cristo e intercesora del pueblo fiel de Dios.

 

Así lo dio a conocer el Pbro. Rubén Delgado, quien presentó el programa de actividades que dio inicio el día 3 de enero, con la celebración de la eucaristía y recorrido de la imagen colonial de la Santísima Virgen de la Paz, por distintas comunidades e instituciones del estado.

 

Virgen Trujillana Reina de la Paz   

Trujillo, desde su fundación, nace con el nombre de Trujillo de Nuestra Señora de la Paz. La historia de la traída de la imagen colonial de la Virgen de la Paz, data del siglo XI y se encuentra en el Altar Mayor de la Santa Iglesia Catedral, de la ciudad de Trujillo, ofreciendo su bienvenida a todo cristiano que visita este templo, identificada con una palma de olivo en su mano, que representa la paz y su corona es símbolo de su majestuosa entrega, a todo aquel que necesite de su intercesión ante el Padre.

 

Salve ¡Oh, Virgen de la Paz!

La Iglesia Trujillana, en el marco de la celebración del primer Sínodo Diocesano, convocado por Mons. Oswaldo Azuaje, Obispo de esta Diócesis, ha asumido un compromiso social y religioso muy importante, con la finalidad de llevar a los pueblos de esta tierra andina, el mensaje fortalecedor  de Cristo, el mensaje del amor, de la paz y la unión de los hermanos, sin distingo social, político o religioso. En las asambleas sinodales, la figura de María, como madre de Jesús, es abordado como una mujer llena del amor de Dios, obediente, humilde, evangelizadora. Por esta razón, teniendo como Patrona a María de la Paz, la Iglesia busca que los hijos de Dios, vivan en armonía, solucionen sus dificultades con discernimiento y entregados completamente a la misericordia de Cristo.

 

Como parte de las actividades referentes a la solemnidad patronal, la Virgen de la Paz, ha visitado distintas instituciones educativas, gubernamentales, culturales, bancarias, fundaciones, así como diferentes comunidades del Estado Trujillo, quienes con alegría, la reciben para dar gracias por sus favores e intercesión que por más de 468 años, ha acompañado al pueblo trujillano, en su peregrinar y en el amor y la devoción que todos los cristianos han manifestado, ante esta advocación mariana, que representa   la conciliación de los pueblos hermanados y unidos en la fe.

 

Una fiesta para la hermandad

El domingo 24, en la Parroquia Matriz,  día central de esta solemnidad, desde las 6:00 a.m., se realizará el tradicional repique campanas; a las 8:00 a.m., será la Concentración Diocesana Mariana, en la Plaza Ntra. Señora de la Paz, adyacente al Parque de la Trujillanidad, de la Ciudad de Trujillo; seguidamente a las 10:30 a.m., se llevará a cabo la Sagrada Eucaristía, presidida por Mons. Juan de Dios Peña, Obispo del Vigía, acompañado por miembros del clero, seminaristas, religiosos y religiosas, Sociedad de Nuestra Señora de la Paz,  movimientos de apostolado,  grupos juveniles y una multitud de devotos católicos, quienes tradicionalmente, recibirán en la Santa Iglesia Catedral, de la Ciudad de Trujillo, a la Santa Patrona de los trujillanos.

 

A las 5:00 p.m., en Catedral, se llevará a cabo la solemne eucaristía presidida por Mons. Benito Adán Méndez Bracamonte, Obispo Castrense para Venezuela y concelebrada por el clero trujillano. Al finalizar, la imagen colonial de la Virgen de la Paz, recorrerá las principales calles de la parroquia matriz y Chiquinquirá, donde se han organizado distintas actividades religiosas y culturales, para dar el recibimiento a la Madre de Cristo. Este recorrido, es ya tradición en el pueblo trujillano, que desde el año 1926, la venerable imagen de la Virgen de la Paz es acompañada por todo un pueblo fervoroso, que con gozo y fe, dan muestra de su devoción.

 

María de la Paz, bendice a los pueblos

Es propicio el momento, en estos tiempos, donde Venezuela necesita de la hermandad y unión de sus hijos, orar a María, bajo esta hermosa advocación de Nuestra Señora de la Paz, para que interceda ante Dios y  ante tantas dificultades que viven las distintas familias de este país, en especial por el pueblo trujillano, caracterizado por ser una tierra de paz y encanto,  sea revestido de la Misericordia de Dios.

 

virgen de la paz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *