Mira dentro de ti

lampara_de_barro

 “Un mendigo llevaba viviendo a un lado de una carretera treinta años. Se solía sentar en el mismo lugar. Un día que pasaba alguien al lado suyo, el mendigo le pidió algún dinero. – No tengo nada que darte, dijo el otro, y preguntó al mendigo: -¿Qué es eso sobre lo que estás sentado? -Nada, sólo una vieja caja sobre la que he estado sentado muchos años, -contestó el mendigo.

El paseante le dijo: -¿Has mirado alguna vez dentro de la caja? El mendigo respondió: – No, ¿para qué? No hay nada ahí. El otro insistió. -Mira dentro de la caja. El mendigo finalmente decidió abrirla. Con asombro, incredulidad y euforia, vio que la caja estaba llena de oro.”

 Mira dentro de ti. Obsérvate. Aquellos que no han encontrado su verdadera riqueza, que es la radiante alegría de ser, y la profunda e imperturbable paz que viene con ella, son mendigos, aunque tengan gran riqueza material. Están mirando fuera, buscando externamente trocitos, migajas de placer o satisfacción, por seguridad, amor o aprobación; mientras tienen un tesoro dentro de ellos mismos, que no sólo incluye todas estas cosas sino que es infinitamente mayor que nada que el mundo les pueda ofrecer. Dios mismo, es el que habita en tí, es ahí donde tienes que dirigir tu mirada. Deja que tu corazón experimente su presencia para que reconozcas que la vida sin Dios no es vida, porque Dios lo es todo, Él te da la felicidad que tanto anhelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *