Parroquia Nuestra Señora de Coromoto honra a su Santa. (PATRONA DE VENEZUELA)

moron_virgen

Yoerli Viloria/ECS

Desde el pasado 02 de septiembre, la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, de la urbanización Mons. José Humberto Contreras, conocida popularmente como Morón, inició los preparativos para celebrar, el pasado 11, la fiesta en honor a la madre que desde hace 22 años los viene acompañando.

En 1992 se fundó la parroquia en el marco de la celebración en América Latina de la llegada del Evangelio, “al celebrarse los 500 años de evangelización en América Latina”, informó el padre Gildardo Villarreal, sobre el que descansan cuatro años en la dirección de la parroquia.

moronMucho antes de ser elevado a parroquia el sector, se veneraba a la Santa Madre como patrona de Venezuela, quien es reverenciada tanto en la ciudad de Guanare, donde se le apareció a los indígenas de la región hace 350 años, como en el resto del país.

La Virgen de Coromoto fue declarada Patrona de Venezuela en 1950 por el Papa Pio XII; el Papa Juan Pablo II la coronó en su visita al santuario mariano en Guanare y el Papa Benedicto XVI elevó su Santuario Nacional a la categoría de Basílica Menor en el año 2006.

Al hablar del significado de los elementos que acompañan a la Virgen de Coromoto, el presbítero recordó que la corana representa su alteza, el niño en regazo nos habla de su amor y vocación de protección maternal, la mano del niño Jesús elevada simboliza bendición y el mundo que el niño sostiene en un signo de fraternidad universal junto a la cruz que significa cristianismo.

Agenda Patronal

El programa inició con la imagen de la Virgen en recorrido por todas las parroquias de la Zona Pastoral, “en el que hubo mucha receptividad y se realizaron algunos homenajes”, reveló el párroco.

En paralelo a la visita de la Virgen por las 17 parroquias de Valera, se realizó la novena en el templo, además de la Santa Eucaristía, oficiada por sacerdotes invitados para incentivar a la comunidad.

La agenda de festejos también contempló el desarrollo de actividades de carácter cultural, deportivo y social, en el que se destacó la caminata deportiva de parejas, encuentro de futbolito, en la parte apostólica un encuentro mariano y la elección de la reina, “con algunas jóvenes que hacen vida pastoral en la parroquia, demostrando que se puede ser joven y estar cerca de Dios como María”, acotó el párroco.

Para el día central de las festividades se realizó una caravana con la Sagrada Imagen, que partió desde la parroquia La Sagrada Familia, zona Country, hasta la comunidad de origen, donde fue recibida en la plaza Mons. José Humberto Conteras, con la develación de la imagen que colocaron las autoridades de la Alcaldía de la ciudad en la entrada del sector.

En el mismo orden la Alcaldía de Valera prestó la colaboración con la elaboración de murales de San Isidro Labrador (copatrono) y la Virgen de Coromoto en la fachada del Templo.

La víspera del día de la Virgen Nuestra Señora de Coromoto trascurrió con una serenata. El día central de las fiestas patronales se efectuó en la noche la Santa Eucaristía presidida por el Obispo Emérito Mons. José Núñez, que luego concluyó con un compartir familiar y la quema del arbolito.

Trabajo Pastoral

            Desde su llegada a la comunidad, el padre Villarreal ha trabajado fuertemente en incentivar a los jóvenes para que formen parte de los grupos de apostolado, hace un año se conformó el Equipo de Formación Evangelizadora, con el que se ha tratado, en tiempo litúrgico, de llevar las misiones de formación a cada uno de los sectores.

            Como proyecto estructural, en la parroquia se proponen impulsar la ampliación de un salón de usos múltiples, para lo cual se viene trabajando en acciones de autogestión con el apoyo de la comunidad en vendimias y rifas y otras actividades.

            En cuatro años que lleva de compartir con las personas de la parroquia, el padre describió al sector como una comunidad de amigos, ”son personas muy serviciales que me han acompañado en el trabajo de la Iglesia gracias a que tienen mucha experiencia”.

            El párroco exhortó a la comunidad a seguir el ejemplo de María: “de paciencia en momentos de dificultad, en la oración y sobretodo en abrir la conciencia a los sacramentos con compromiso. Y la misma María nos invita a formarnos para ser Luz en el Mundo y Sal en Tierra”.